02 diciembre 2012

BIZCOCHO GENOVÉS ó BIZCOCHO PASTELERO BASICO





El bizcocho genovés es uno de esos bizcochos cuya receta es como un "fondo de armario", porque es sencilla y sirve para multitud de postres.

Es un bizcocho ligerísimo y esponjoso, que se puede comer solo, se puede rellenar y cubrir con crema de mantequilla ligera y almendra fileteada y tendríamos un pastel muy típico en Cataluña llamado "Sara", o lo podemos hornear directamente en una placa de horno, muy fino, y usarlo con el relleno que mas nos guste para formar un típico brazo de gitano. En Cataluña también se usa en Pascua para hacer las tradicionales "Monas de Pascua", que son tartas cubiertas de crema de mantequilla, mermelada  y decoradas con frutas confitadas o chocolate fundido.




La característica del bizcocho genovés es que no lleva levadura, su secreto está en montar los huevos y eso hace que sea un bizcocho ligero y esponjoso,  ideal para usarse en hacer tartas y pasteles de varios pisos.



INGREDIENTES para 8 personas:

8 huevos
240 gr. de harina
240 gr. de azúcar o edulcorante ( yo he usado 120 gr de fructosa)



PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 180º.

Engrasar el molde.

Ponemos los huevos y el azúcar ó edulcorante en un bol y lo llevamos a baño maria, es decir, colocamos una olla o un cazo con agua al fuego y cuando empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo y colocamos el bol donde hemos puesto los huevos y el azúcar, procurando remover sin parar, porque entonces nos cuajarían los huevos. Batimos bien , durante unos 10 minutos, SIN PARAR. Puedes hacerlo con la varilla eléctrica.

Este paso es muy importante para lograr un buen batido de los huevos porque es lo que mas tarde, hará que nuestro bizcocho suba en el horno.

Batimos hasta conseguir una masa muy espumosa y blanquecina. Sabremos que el batido está en su punto, cuando al levantar la varilla y dibujar un círculo, éste no se borra.

Ahora, incorporamos la harina a mano, con una espátula y movimientos envolventes para que no se baje el batido. La dejamos caer con un colador o tamiz para darle mas aire a la masa.

Ponemos la mezcla en el molde y horneamos a 180º C, calor arriba y abajo, aproximadamente entre 20-40 minutos. Pero esto dependerá de cada horno, pasada media hora comprueba si el bizcocho está hecho .

Comprobamos que está bien cocido pinchando con un cuchillo; aunque también sabremos si ya está, porque se despega ligeramente del borde del molde y adquiere un delicado color dorado. Sacamos a una rejilla, esperamos unos minutos y desmoldamos, no debemos esperar a que se enfríe demasiado para desmoldar porque entonces nos quedaría demasiado seco el bizcocho.
 
El tiempo dependerá del grosor que le hayas dado, el mío lo he tenido 25 minutos.


Una vez que el bizcocho genovés esté listo, déjalo enfriar del todo antes de rellenarlo o decorarlo  con los ingredientes deseados.

salu2