09 enero 2013

BUTTERCREAM DE VAINILLA (sin mantequilla, sin azúcar y sin lactosa)



Para los que no pueden añadir demasiada grasa a su dieta, estuve probando cosas y sustituyendo ingredientes; a todos nos gustan los cupcakes, pero su indice de grasa suele ser alto , y eso si ya no hablamos del azúcar, los diabéticos lo tienen mal parado.


Todos sabemos que la receta básica de la buttercream es azúcar, mantequilla y leche con algún sabor, vainilla, café, lo que más nos guste. Pero para el colectivo de diabéticos, de personas que siguen una dieta baja en grasa ó intolerantes a la lactosa, ésta deliciosa receta es un handicap.

Para contentar a ambos grupos, decidí de probar a hacer una buttercream que fuera apta para diabéticos, intolerantes a la lactosa y baja en grasas.

El resultado ha sido espectacular, tanto en apariencia como en sabor, ya no hay límites.



INGREDIENTES:
 
250 gr de margarina 100% vegetal al aceite de oliva a temperatura ambiente (la encontráis en Mercadona)
325 gr de azúcar glass para diabéticos
1 cucharadita de extracto de vainilla ó las semillas de una rama de vainilla
2-3 cucharadas de leche sin lactosa



PREPARACIÓN:

Tamizaremos el azúcar glass y lo colocamos en un bol junto con la margarina, el extracto de vainilla o las semillas y la leche sin lactosa.

Cubriremos el bol para evitar que con la acción de la batidora se nos llene la cocina de polvo blanco, y  batiremos a velocidad baja durante un minuto.

Después subiremos la velocidad y batiremos al menos otros 5 minutos a velocidad media-alta.

La buttercream se volverá casi blanca y su textura pasará a ser muy cremosa.


Ya está listo !!! Para endurecerla, colócala en el frigorífico media hora, se vuelve dura como la mantequilla.

No te apures, aguanta lo que le echen y tanto su textura como su sabor es como una buttercream normal con sabor a vainilla.

Espero que os guste, salu2