22 enero 2013

GELATINA DE CAFÉ CON LECHE




La elaboración de gelatina se remonta hasta los tiempos de los egipcios. Se sabe que los primeros en usarla en nuestra época fueron los europeos, concretamente en Alemania.
Aunque cada país y cada casa tiene una receta de gelatina en su haber;  aquí os dejo la mía, aunque es una variante de la que hacía mi abuela.


INGREDIENTES:

5 hojas de gelatina neutra
2 tazas de café cargado expresso
250 ml de leche sin lactosa ( o normal, tu eliges)

100 gr de azúcar o 0,3 gr de stevia , o 1 gr de sucralosa (a tu elección)



PREPARACIÓN:

Lo primero que hay que hacer es colocar las hojas de gelatina en agua a temperatura ambiente,  para que las hojas se vayan hidratando, unos 5 minutos.

A continuación, preparamos dos tazas de café expresso bien cargado .

Mientras, calentamos la leche.

En un bol grande, ponemos la leche caliente, el azúcar o stevia, lo que vayas a usar, y removemos bien para disolverlo.

Cuando ya esté disuelto, añadimos el café expresso y volvemos a remover bien.

Ahora añadimos las hojas de gelatina y removemos hasta que estén bien disueltas .

El siguiente paso en ponerlo en la nevera hasta que esté cuajado, normalmente unas 8 horas, pero es mejor de un dia para otro.

Pero antes debes elegir el molde o envase que vas a usar; tienes varias opciones, una usar vasitos individuales  ; otra una gran fuente de cristal que pueda ir al frigorífico o incluso como una tarta con una base de galleta o bizcocho que tengas preparado previamente.

Me explico:
1-  en vasitos individuales para servir a cada comensal, simplemente añade unas almendras garrapiñadas desmenuzadas o algo de nata montada o cacao en polvo para decorar o lo que se te ocurra, incluso si son adultos, un chorrito de licor de café.


2-  en una bandeja de cristal apta para el frigorífico , dejas toda la noche y al día siguiente corta en daditos no muy pequeños del tamaño de un bombón,  la gelatina de café con leche; Se puede servir como si fueran trufas en sus capsulas de papel , o en un bol para acompañar un helado, o como tu quieras.






3-   prepara una base de bizcocho o galleta del tamaño del molde que vas a usar, ponla en el fondo y cubre con la gelatina de café con leche y deja en el frigoríco toda la noche. Al momento de servir, decora con unos frutos rojos por ejemplo.




En este caso, aconsejo substituir la leche y el azúcar de la receta por leche condensada , que es como la hacía mi abuela, ya que tiene otra textura que le va mejor al bizcocho.


Es una receta rápida y no muy cara que sirve para cualquier época del año.


Espero que os guste, salu2