22 marzo 2013

SALSA HOLANDESA




La salsa holandesa es una emulsión elaborada con mantequilla y zumo de limón que emplea yemas de huevos como agente emulsionante, generalmente se sazona con sal y un poco de pimienta blanca. Se trata de una salsa de origen francés a pesar de que su nombre haga referencia al origen nórdico. La salsa holandesa es el ingrediente principal de los huevos Benedict.


INGREDIENTES:

180 gr de mantequilla
el zumo de medio limón
2 yemas de huevo
1 pizca de pimienta blanca
1 pizca de sal


PREPARACIÓN:

En un cazo pondremos a deshacer la mantequilla, el zumo de medio limón, la sal y la pimienta, y las dos yemas de huevo, hay que remover sin parar con unas varillas sino se nos estropearía la salsa al cocerse la yema de huevo. Si quieres un consejo, se tarda más, pero si lo haces a fuego muy lento te sale una salsa perfecta en 10 minutos, si no también se puede hacer al baño maria, pero se tarda casi media hora en hacerla. Tiene que quedar como si fuera una mayonesa espesa pero más amarilla. 

Y ya la tienes lista.

Sirve para acompañar los huevos benedict, cualquier pescado a la plancha, pollo, verduras hervidas o gratinadas con salsa holandesa, es decir, que tiene un montón de utilidades.

Espero que te guste, salu2