16 noviembre 2012

SUQUET DE PESCADO O GUISO DE PESCADORES





El suquet es un guiso de distintos pescados sobre una salsa ligera. Hay unas pautas para prepararlo, pero no hay normas rígidas sobre los pescados a poner. Se puede decir que hay tantas variantes como pescados tiene el litoral. Es un plato tradicional de la cocina marinera catalana así que las variaciones de esta receta son múltiples y las dejo a vuestra elección.

Esta receta tradicional catalana, es sencilla, practica y barata puesto que la elección de los ingredientes son a tu elección.

En lugar de langostinos puedes usar gambas congeladas que previamente descongelarás para cocinarlas. Y en lugar de berberechos, puedes usar chirlas, almejas, lo que tu quieras o prefieras.

Si prefieres usar un rape, dorada o escórpora,  o cualquier otro tipo de pescado, también es apto. Tu eliges, yo sólo os dejo la base !!



INGREDIENTES para 4 personas:

12 langostinos
1/2 kg de mejillones
1/2 kg de berberechos
1 sepia
2 rodajas generosas de merluza
1 cebolleta grande
2 tomates maduros
1/2 cucharita de azúcar
1 vaso de vino blanco seco
1 hoja de laurel
Perejil, aceite, pimienta y sal
1 cayena (esto es opcional)


PREPARACIÓN:

 En una cazuela ponemos un chorro generoso de aceite. Doramos vuelta y vuelta los langostinos y retiramos.

En el mismo aceite doramos también la merluza que previamente habremos pasado por un poco de harina. Sacaremos y reservaremos.

Introducimos los tomates durante unos segundos en agua hirviendo. Los sacamos y pelamos. Cortamos en dados y reservamos.

En esa misma cazuela donde doramos los langostinos y la merluza, pochamos bien la cebolla cortada en juliana gruesa y cuando este dorada añadimos el tomate picado, la sepia cortada en dados pequeños y la hoja de laurel.

Rehogamos un par de minutos. En este punto es cuando podemos poner la cayena picada muy finamente si nos gusta con un toque de picante, ya dije que es opcional.

Una vez rehogada la cayena, añadimos el vino blanco y media cucharadita de azúcar. Tapamos. y dejamos un par de minutos.

Añadimos entonces las dos rodajas de merluza. Removemos bien  sin usar una cuchara, es decir moviendo la cazuela para no destrozar el pescado, e introducimos los mejillones y los berberechos bien limpios.

Tapamos y dejamos a fuego medio para que se abran. Vamos moviendo la cazuela de vez en cuando sin destapar. Cuando ya estén casi todos abiertos, añadimos los langostinos que habíamos dorado y espolvoreamos con perejil picado. Probamos y corregimos de sal si fuese necesario. Tapamos y dejamos un minuto más.

Servimos en la mesa desde la misma cazuela bien caliente y acompañado de un buen trozo de pan, porque lo que gusta con este plato es mojar la salsa.

Espero que os guste, salu2