18 diciembre 2012

ATADILLOS DE PESCADO Y MARISCO





Ésta receta es un clásico de las Navidades, se puede hacer con sobras o sin ellas, siempre queda bien.
Es fácil de hacer y se puede adaptar a todos los bolsillos.



INGREDIENTES para 8 personas:

1 Paquete de obleas de pasta brick (normalmente llevan 10)
300 gr de pescado sin espinas ni piel o marisco  (he usado 250 gr de pescado blanco y 100 gr de gambones )
1 puerro
1/2 cucharada de harina
100 ml de leche
sal
nuez moscada
aceite de oliva



PREPARACIÓN:

Empezaremos , quitando las cabezas a los gambones.

Precalentamos el horno a 170º  C.

Picamos el puerro muy pequeñito y con una cucharada de aceite de oliva lo pochamos en una sartén.


Mientras se pocha el puerro, desmigamos la carne de pescado, marisco o ambos, eso a nuestra elección.


Cuando el puerro ya esté pochado, añadimos la carne de pescado y removemos bien, dejaremos que se cocine unos 3-4 minutos y retiraremos.


Ahora , echaremos otra cucharada de aceite de oliva en la misma sartén, y doraremos la harina; cuando tenga un color doradito, le añadiremos la leche, una pizca de sal y la nuez moscada.

Como vereis, estamos haciendo una bechamel.

Removeremos bien y cuando esté espesita, le volvamos el sofrito que hicimos de pescado.

Lo mezclamos todo bien y repartimos en las obleas de pasta brick ( Reservamos una oblea, que cortaremos en tiras largas de dos cm de ancho para atar los paquetitos) .

Atamos los paquetes y con la ayuda de un pincel los pintamos con aceite de oliva .


En una bandeja de horno, a la que habremos cubierto con papel de hornear, colocamos los paquetitos,   e introducimos en el centro del horno, 10 minutos o hasta que estén dorados.


Pasado este tiempo, sacamos los paquetitos  rellenos de pescado y colocamos sobre los platos a los que si queremos, podemos poner una base de salsa de marisco,  que he hecho con las cabezas de los gambones y una bechamel clarita.

Sólo tienes que saltear las cabezas en un poco de aceite, apretandolas para que suelten todo su jugo, y después las sacamos de la sartén. En la misma ponemos una cucharada de aceite de oliva, salteamos una cucharada de harina, añadimos la leche, sal y la nuez moscada y ya tenemos una bechamel clarita con aroma de gambones para usar como salsa.

Ya sólo nos queda disfrutar de los atadillos de pescado y marisco.


Espero que os guste, salu2