12 diciembre 2012

TARTA SACHER SIN LACTOSA






La tarta Sacher, es una tarta de chocolate típica de Austria.Consiste en dos planchas gruesas de bizcocho de chocolate separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque o melocotón y recubiertas con un glaseado de chocolate negro por encima y los lados. El chocolate que cubre la tarta permite que se conserve durante períodos largos.

 Veamos como prepararla para intolerantes a la lactosa.


INGREDIENTES para 4 personas:

Para el bizcocho:
50 gr de cacao puro sin azúcar Valor
130 gr de harina  (yo he usado harina de maíz, puedes usar la que quieras)
1 sobre de levadura Royal
un pellizco de sal
160 gr de azúcar, (yo he usado 0.2 gr de sucralosa)
120 gr de margarina vegetal
4 huevos


Para el relleno:
Mermelada de albaricoque o melocotón. ( yo he usado la mermelada de melocoton que hice sin azúcar )

Para la cobertura:
150 gr de margarina vegetal
180 gr de chocolate negro sin azúcar (en Carrefour sin lactosa)
100 ml de leche de soja o leche sin lactosa ( he usado la que vende Mercadona sin gluten y sin lactosa)




PREPARACIÓN:

Empezamos por el bizcocho: 

Precalentamos el horno a 180ºC.


Mezclaremos la harina, el cacao, la levadura y la sal. Tamizaremos todo junto y reservaremos.

En un bol grande, mezclaremos los huevos y el azúcar ó edulcorante. Y lo batiremos hasta blanquear bien la mezcla.

Luego añadiremos la margarina vegetal y la mezcla de harina y cacao que tenemos preparada y batiremos bien hasta que nos quede una mezcla homogénea y sin grumos.

Pondremos la mezcla en un molde que esté engrasado y enharinado y lo  introduciremos en el horno precalentado  durante unos 25 minutos.

Desmoldaremos sobre una rejilla y lo dejaremos enfriar.

En un bol, pondremos la mermelada que hemos elegido a calentar, un minuto al microondas, o en un bol al baño maria. Tiene que estar caliente, pero no hirviendo la mermelada para que impregne bien el bizcocho.


Ahora vamos a elaborar la cobertura:

En un bol al baño maria, pondremos la leche de soja o leche sin lactosa ( lo que vayamos a usar ),  y le añadiremos el chocolate troceado y removeremos bien para que se derrita; una vez derretido, añadiremos la margarina y mezclaremos todo bien. La grasa de la margarina le da un brillo especial a la cobertura de chocolate.

Montaje de la tarta:
Una vez frío el bizcocho lo cortaremos por la mitad y lo rellenaremos con la mermelada, que debe estar algo tibia y fluida para que penetre bien en el bizcocho.

Cubriremos con la cobertura de chocolate que debe estar caliente, procurando que queden todos los laterales cubiertos y dejaremos enfriar en el frigorífico durante un par horas como mínimo.

Sencilla, fácil de hacer y apta para todo el mundo. Espero que te guste.

salu2