14 diciembre 2012

TARTA DE MOKA




Ésta tarta mal llamada tarta de moka, es una tarta de la cual se desconoce su origen. Digo mal llamada porque en realidad el café mocca o mokaccino se prepara con un 1/3 café expreso, 1/3 de chocolate y 1/3 de leche. Por lo que en realidad se trataria de una tarta de chocolate, café y leche.
Sin embargo, ésta tarta no lleva chocolate, al menos entre sus ingredientes principales.



INGREDIENTES para 4-6 personas:

Para la base:

Pan de molde sin corteza (suficiente para cubrir la base de un molde, yo he usado 5 rebanadas)

tambien puedes usar ó sobaos pasiegos ó magdalenas ó un bizcocho fino, tu elíges, a tu gusto o lo que tengas a mano.


Para la crema de café:

1 litro de nata  para montar (nata vegetal)
375 ml de leche (normal, desnadata o sin lactosa)
3 cucharadas de azúcar  ó 1 gr de sucralosa ó 0.3 gr de stevia
2 sobres de Cuajada Royal
250 ml de café  o 6 cucharadas de café solubre Nescafé (lo que tengas a mano)



PREPARACIÓN:

Lo primero que debemos hacer es "hermetizar" el molde desmoldable que vamos a usar;  Os lo aconsejo porque ésta crema tiende a ser muy líquida y se os saldria todo por los bordes del molde desmoldable.
.
Para ello, cortaremos dos círculos de papel de horno y cerraremos el molde con éste papel en el fondo.

Ahora, en la caja del flan Royal, viene un sobre con el caramelo líquido, lo usaremos para caramelizar el molde y apartaremos el molde por ahora.
Si eres diabético, usa como fondo una cucharada de melaza. Y en lugar de flan Royal, usa Cuajada.

Ahora vamos a preparar la base con el pan de molde, se trata de poner rebanadas de pan encima del caramelo, cubriendo todos los huecos, sin dejar ni uno.



Ya le toca el turno a preparar la crema de café con la que vamos a cubrir nuestra base.

En un cazo grande o cazuela pondremos a calentar el litro de nata, la leche y las 3 cucharadas de azúcar o edulcorante que vayamos a usar.

Cuando empiece a humear, añadimos el sobre del flan ó cuajada y a continuación el café, ya sea expresso o café solubre y removeremos bien para disolver los ingredientes.

Seguiremos removiendo con las varillas de vez en cuando hasta que empiece a hervir, para evitar que se pegue.

Retiraremos el cazo del fuego y lo dejaremos enfriar 5 minutos.

Removemos de nuevo con las varillas y verteremos con cuidado encima nuestra base.

Ya sólo nos queda dejarla enfriar antes de meterla en la nevera hasta el momento de servirla.

Debo deciros que queda mejor de un día para otro, los sabores son más intensos.


Se puede terminar con una decoración de almendra fileteada, con nata, con leche condensada, con una crema de chocolate, crema de mantequilla o con lo que queráis, como siempre digo, usad la imaginación.


Espero que te guste, salu2