31 enero 2013

NATA VEGETAL CASERA



La nata es un producto derivado de la leche, algo más espesa que ésta y con un mayor grado de contenido graso (+30%).

Hasta finales del siglo XIX se obtenía dejando reposar la leche durante 24 horas en un lugar fresco y posteriormente se recogía con un cucharón la grasa concentrada en la superficie.

Actualmente, la nata se obtiene por medio de la centrifugación. Y para obtener 1 L de nata son precisos nueve 9 L leche.



TIPOS DE NATA:
Nata líquida fresca: De consistencia líquida que se puede adquirir también en forma UHT. Contiene un 18% de grasa y no es adecuada para montar. Se añade a pasteles o a frutas.
Nata ligera espesa: De consistencia espesa, contiene la misma proporción de grasa que la nata líquida (18%) y en consecuencia tampoco es adecuada para montar. Se emplea para acompañar postres o fruta.
Nata agria: Elaborada con leche homogeneizada a la que se le añaden cultivos de bacterias para darle sabor ácido. Se emplea en guisos, como el gulasch húngaro, en sopas, salsas, etc.
Nata extra espesa: De origen británico, y conocida allí por “clotted cream”, es un tipo de nata muy rica en materia grasa (55%) que se sirve en las meriendas junto al té, cakes, pasteles y mermelada de fresas. Resulta deliciosa en pasteles o con frutas del bosque.
Nata doble: Nata de consistencia no muy espesa que se puede montar debido a su alto contenido en grasa (48%). Tiene una variante muy espesa, homogeneizada, cuyo fin es obtener mejor consistencia. La nata para montar (35-40%) dobla su volumen al batirla.
Nata fresca: Nata doble de origen francés, fermentada para obtener un sabor ligeramente ácido. Excelente para crêpes, postres de fruta, salsas y sopas, tiene también una variante baja en grasa.
Nata Vegetal: Se diferencia de la nata que compramos habitualmente porque sus grasas son de origen vegetal, no animal. Lo más habitual es que esté hecha con soja, aunque también se pueden encontrar de otros tipos, de coco, de anacardos, de nueces, de almendras, etc.
Es más espesa que la nata hecha con grasa animal, y tiene los mismos usos que ésta, aunque es cierto que se utiliza mucho en repostería porque sube muy rápido y dura más tiempo montada.

De ésta es de la que nos vamos a ocupar. Como conseguir nata vegetal casera.



 NATA VEGETAL DE COCO

INGREDIENTES:

1 lata de 400 ml de leche de coco
65 gr de azúcar glas





PREPARACIÓN:

Para éste proceso, es imprescindible que tanto la lata de leche de coco como los utensilios que vamos a utilizar (un bol para montar la nata y las varillas de la batidora) estén muy, pero que muy fríos.

Lo mejor es meter las latas en la nevera. Respecto a los utensilios, los meteremos en el congelador como mínimo unas tres horas. Transcurrido este tiempo, los sacamos pero intentando trabajar con mucha rapidez para que no se enfríen.


Pasado este tiempo, sacamos la leche de la nevera y abrimos la lata manteniéndola en la misma posición en que estaba en la nevera.
La colocamos sobre un bol y dejamos que salga el agua de coco. Cuando ya hemos escurrido toda el agua de la lata, la retiramos (ya que no nos sirve para hacer nata) y abrimos la lata por la parte de arriba. Lo que nos encontraremos será una crema espesa, parecida a manteca de coco o nata muy espesa. Eso es lo que nos interesa. La ponemos en el bol y comenzamos el proceso de montado.


Para ello, empezaremos a velocidad baja y vamos aumentando poco a poco hasta llegar a velocidad media.

Según veamos que la leche va montando y aumentando de volumen, empezamos a agregar el azúcar, poco a poco.

Cuando el azúcar está integrada y el aspecto es similar a la nata montada, con la batidora dejando surcos en la superficie, ya estará lista! El aspecto es el mismo y el sabor buenísimo!!!!


Pastelitos de hojaldre con nata montada vegetal de coco




NATA VEGETAL DE ANACARDOS / NUECES / ALMENDRAS /NUECES DE MACADAMIA



INGREDIENTES:

1 Paquete de nueces, anacardos, almendras o nueces de macadamia (lo que tu prefieras)
Agua


PREPARACIÓN:

Empezaremos poniendo en un bol o en un vaso el fruto seco que vayamos a utilizar.
Lo cubriremos con agua y dejaremos en el frigorífico toda la noche.

Al día siguiente, escurrimos el líquido que ha quedado.

Ponemos en el vaso de la batidora el fruto seco y cubrimos con agua , la justa para cubrir los frutos secos.

Ya sólo tenemos que batir primero a velocidad media e ir subiendo a velocidad máxima hasta obtener nuestra nata montada.


Ésta nata nos aguantará perfectamente en el frigoríco hasta 4 días, pero se puede congelar tranquilamente y se conservará hasta 4 meses.

Si la quieres endulzar, añádele al montar la nata el azúcar, stevia o edulcorante que prefieras, aunque ya os digo que lleva el azúcar natural del fruto seco que hayas usado y no necesita muchos aditivos.

Profiteroles con nata vegetal de nueces


Rápido y fácil, además de sano, no os parece?


Espero que os guste, salu2