19 enero 2013

ALBONDIGAS DE CARNE CON ARROZ FRITO




Las albóndigas con arroz es un plato delicioso, muy fácil de preparar y que le gusta a prácticamente todos, grandes y pequeños.

Es un plato clásico de la cocina casera que tiene una preparación larga y que resulta ideal para llevarlo a cabo en aquellos días en los cuales se dispone de tiempo para cocinar.



INGREDIENTES:

1 kg. de carne picada (puede ser mitad ternera, mitad cerdo, a tu elección)
1 cebolla picada
1 ajo picado
75 gr. de pan rallado
harina
4 huevos
240 gr. de arroz cocido ( puede ser arroz bomba, largo, basmati, jazmín, como tu quieras)

Para la salsa de las albóndigas:
4 zanahorias
2 cebollas
4 tomates rojos
1/2 vasito de caldo de carne
1/2 vasito de vino blanco
aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida



PREPARACIÓN:

Mezclaremos en un bol la carne picada con la cebolla picada, el ajo, los huevos enteros y el pan rallado, salpimentaremos y reservaremos en el frigorífico tapado con un film.

Picaremos en trocitos las cebollas, las zanahorias y los tomates.

Ahora prepararemos el arroz, y lo coceremos en una olla con agua hirviendo y sal (recuerda, tres partes de agua por una de arroz), procurando que el arroz quede entero.Unos 15 minutos.

Mientras en una cazuela prepararemos la salsa de las albondigas, comenzando haciendo un sofrito con las cebollas, las zanahorias y los tomates bien picaditos, cuando esté todo bien pochado, le añadiremos el 1/2 vasito de vino blanco, y dejaremos cocinar hasta que se queme el alcohol del vino, después añadiremos el 1/2 vasito de caldo de carne. Removeremos todo y dejaremos cocinar 5 minutos. Cuando el sofrito esté bien cocinado, lo trituraremos o colaremos para así conseguir una salsa bien fina.

Ahora formaremos las albóndigas con las manos,  las pasaremos por harina y las freíremos en abundante aceite caliente hasta que se doren. No deben cocinarse mucho, sólo dorarse por fuera, ya que terminarán de hacerse en la cazuela con la salsa.

Con la cazuela en la que preparamos la salsa anteriormente, y con el fuego bajo,  incorporaremos las  albóndigas fritas. Dejaremos cocinar a fuego muy lento hasta que las albóndigas queden bien tiernas. Unos 25-30 minutos, depende del tamaño de las albóndigas, cuanto más pequeñas sean, más rápido se cocinarán.


Para terminar, pondremos el arroz hervido en una sartén con un poco de la salsa de las albóndigas y removeremos todo, cocinaremos durante un par de minutos, removiendo sin parar hasta que se reduzca bien la salsa. Recuerda que el arroz ya estaba hervido, sólo lo hacemos para darle un punto crujiente al arroz.


Sirve las albóndigas, cúbrelas con la salsa y acompañalas con el arroz frito.

Si el día anterior, dejas las albóndigas con la salsa preparada, y en el último momento haces el arroz frito mientras se calientan las albóndigas en la salsa, el resultado es muchísimo más rápido y mejora mucho su sabor.

Rápido y fácil, espero que os guste, salu2