26 enero 2013

ALCACHOFAS RELLENAS




La alcachofa es un planta originaria del norte de Africa.

Las propiedades diuréticas y digestivas de la alcachofa, permiten que el hígado aumente la producción de bilis, que favorece la digestión de alimentos, reduce los niveles de colesterol al facilitar su expulsión del organismo y es un hepatorregenerativo, es decir, que regenera las células del hígado.
También ayuda a la vesícula biliar, estimulando la producción de los jugos biliares, previniendo la formación de cálculos.

Por otro lado, su bajo contenido en calorías y su efecto contra el hígado graso hace que sea especialmente aconsejable en dietas adelgazantes.



INGREDIENTES para 4 personas:

 8 alcachofas
Tomates frescos maduros (que rallaremos)
3 latitas de atún en su jugo
2 huevos duros
1 pizca de orégano (fresco o seco)
aceite de oliva, sal y pimienta




PREPARACIÓN:

Empezaremos quitando las hojas más feas de las alcachofas y sin cortarles el tallo, las herviremos unos 15 minutos en agua hirviendo con sal. Escurriremos y dejaremos enfríar.

Hay que tener en cuenta que el tiempo de cocción de las alcachofas varía según su tamaño. Si son grandes puede que necesiten media hora, si son más pequeñas, puede que en 10 minutos ya estén listas.


Haremos dos huevos duros , dejaremos enfríar y pelaremos; Cortaremos los huevos en trocitos y reservaremos.
 
Rallaremos los tomates  y dejaremos en reserva .

Escurriremos el atún y reservaremos.
 
Ahora en una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreíremos los tomates con un poco de sal, la pimienta y el orégano, y cuando hayan soltado toda el agua y empiece a espesar, añadiremos los huevos duros y removeremos bien durante un minuto.

Apartaremos la sartén del fuego y sólo cuando empiece a enfríarse añadiremos el atún, no hay que hacerlo antes sino el calor estropearía el sabor del atún y le daría un regusto metalizado.

Ahora cortaremos las alcachofas por la mitad, retiraremos un poco del centro o pulpa, para dejar sitio para el relleno.

Con una cucharilla, rellenamos las alcachofas con nuestro relleno y ya sólo nos queda consumirlas.

Una receta larga por todos los pasos, pero si lo hacemos bien, y preparamos las alcachofas y hacemos los huevos duros con antelación, la receta de repente se vuelve muy rápida.

Si encuentras alcachofas pequeñitas, ésta receta es ideal para un aperitivo, si son de ración, la misma receta se convierte en un entranto o primer plato. En cualquier caso, hay que probarla !!!

Espero que os guste, salu2