14 enero 2013

GELATINA DE MANZANA FÁCIL APTA PARA TODOS



Para hacer la gelatina se aprovechan las pieles y los corazones de la manzana que es donde se concentra la pectina de la fruta. 

Puedes usar cualquier tipo de manzana, pero cuanto más verdes estén más consistente nos quedará la gelatina que preparemos.

INGREDIENTES:
 
Pieles y corazones de manzana
Azúcar o fructosa o edulcorante (diabéticos)
zumo de medio limón 
Agua

PREPARACIÓN:

Se ponen las pieles de manzana y los corazones a cocer cubiertos de agua. 

Cuando estén blanditas las pieles, se cuela el caldo (ten en cuenta que no hay que cocerlas demasiado porque la pectina se degrada)

Se mide la cantidad de caldo y se le añade azúcar ( o edulcorante o fructosa)  en proporción de 600 gr de azúcar por litro de caldo, es decir que si te ha quedado 120 ml de caldo de manzanas, debes poner 72 gr de azúcar ó 0.12 e sucralosa ó 0.12 de stevia en polvo ; 

Si usas fructosa, debes recordar que ésta proporción es demasiado dulce, por lo que se usa menos;Por lo tanto hay que reducir a la mitad de la fructosa, es decir a 36 gr de fructosa;


Añadimos ahora el zumo de medio limón. Removemos bien .

Ponemos a hervir y dejamos que reduzca hasta que la cuchara quede napada al sacarla.

El caldo al principio verás que tiene un aspecto turbio, opaco,  pero cuando está cocida la gelatina debe de tener un color dorado, brillante y translúcido.

Dejala enfriar y envasa en tarros, se conservará unos meses en el frigorífico. 


Espero que os guste, salu2