08 enero 2013

PASTA CHOUX FÁCIL



La pasta choux (o simplemente choux) es una preparación de masa típica francesa de algunos pasteles, que se caracteriza por tener una masa muy ligera. Se suele comer fría y a menudo rellena con otros ingredientes que pueden ser dulces o salados.

Los choux cuando se fríen son el fundamento de los beignets (buñuelos) franceses, y aunque su receta más conocida es el pastel Paris-Brest, no hay que descartar que con esta masa también podemos hacer canutillos, eclairs, rosquillas o petit choux entre otras elaboraciones como los famosos profiteroles o las lionesas, cuya base es la pasta choux.


Veamos como hacer una pasta choux fácilmente.


INGREDIENTES:

150 ml de agua
2 huevos
90 gr de harina
55 gr de mantequilla
5 gr de azúcar
una pizca de sal
1 huevo batido para pintar la masa



PREPARACIÓN:

Poner a hervir en un cazo el agua, la mantequilla cortada en trocitos, el azúcar y la sal.

Cuando comienza a hervir, la sacaremos del fuego y le echaremos de un solo golpe la harina y removeremos bien hasta que se despegue de las paredes del cazo.

Seguiremos removiendo con una cuchara de madera durante aproximadamente 3 minutos, hasta secar la masa un poco.

Dispondremos la masa en un bol y removeremos otra vez para evaporar el agua durante otros 2 minutos. Ésto tambien lo podemos hacer con una batidora.

Esperaremos unos minutos batiendo hasta que la masa se enfríe un poco para poder añadir los huevos y que no cuajen.

Le iremos incorporando los huevos de uno en uno, hasta conseguir una masa suave y espesa.
Aunque al principio parezca que se ha cortado, no hagáis caso, seguid adelante, ya veréis como todo vuelve a la normalidad y nos proporciona una crema fina.

Precalentaremos el horno a 200º C.

Cubriremos una bandeja de horno con papel de horno o un silpat.

Llenaremos una manga pastelera con la masa y ahora depende de lo que queramos hacer;

Si queremos hacer el famoso Pastel Paris-Brest, formaremos una corona de unos 20 cm de diametro.
Decoraremos con almendra fileteada, y batiremos un huevo y pintaremos la rosca.



Si queremos hacer unas lionesas o profiteroles , dispondremos montoncitos de pasta en la bandeja de horno del tamaño de una nuez, recordad que la masa crece bastante y hay que dejar espacio entre ellos.







Si nuestro deseo es hacer éclairs, pues lo mismo , montoncitos alargados y muy separados entre sí, porque luego en el horno, la masa crecerá bastante.




Ya sólo nos queda hornear. Hasta que esté doradita la masa .

Si hemos preparado una rosca grande, necesitará unos 20 minutos de horneado; una vez pasado este tiempo, abriremos el horno y dejaremos enfriar, sin sacarla del horno, durante otros 5-10 minutos, ésto hará que nuestra masa quede crujiente por fuera y tierna por dentro.

Si hemos hecho profiteroles, lionesas, o éclairs éstas indicaciones nos sirven igual .

Ésta es la receta base , el resto a vuestra imaginación:  una vez cocinada, se puede abrir y rellenar de crema, trufa, nata montada, frutas del tiempo, etc. etc. etc.

Si no usamos toda la masa, la podemos congelar tranquilamente, y usarla cuando creamos necesario.


Espero que os guste, salu2