26 febrero 2013

DEVONSHIRE SPLITS O PANECILLOS DE DEVONSHIRE




Existe en Inglaterra una costumbre que data del XVIII y que es la famosa hora del té. En ella suelen acompañar al ingrediente principal, una infusión de té, una serie de tentenpies o bocados compuesto de galletas o pasteles del tipo: scones y splits. En otros casos, el té puede incluir un acompañamiento salado, como los sandwiches.

Aquí os dejo la receta de los panecillos de Devonshire o Devonshire splits, que siendo un pan, no es salado, sino dulce y por lo tanto ideal para tomar con una taza de té, aunque sinceramente son un postre ideal para tener invitados porque sorprenden.

Es una receta para hacer de un día para otro, al menos los panecillos y se pueden rellenar en el último momento.


INGREDIENTES para 8-9 panecillos:

225 gr de harina de fuerza
140 ml de agua tibia
25 gr de azúcar ó 1 gr de sucralosa
1/2 cucharadita de café de sal fina
15 gr de levadura fresca
25 gr mantequilla o margarina 100% vegetal derretida
azúcar glass ó azúcar glass para diabéticos


Para el relleno:
mermelada de rosas sin azúcar
nata de soja montada con 2 gr sucralosa





PREPARACIÓN:

Derretimos la margarina vegetal en el microondas, tamizamos la harina y calentamos el agua.

En un bol, colocamos la sal, la harina tamizada y en el centro la levadura desmigada, el azúcar o sucralosa, el agua tibia y la margarina derretida. Amasamos bien y formamos una bola lisa y suave. 

Dejaremos reposar en el bol tapado con un papel film hasta que duplique su volumen, una media hora más o menos, aunque depende de la temperatura del lugar donde se amase, en invierno tarda más y en verano tarda menos en subir la masa. Hay que tenerlo en cuenta. Si quieres un secreto de panadero, calienta el horno a 50ºC y deja el bol tapado con papel de aluminio en su interior durante 20 minutos, da el mismo resultado.

Cuando ya haya duplicado su volumen, cortamos la masa en porciones de unos 50 gr cada una , a mi me salieron 9.

Formaremos bolitas con las porciones y dejaremos levar nuevamente otra media hora.

Cuando veamos que ya han vuelto a doblar su volumen, precalentamos el horno a 220ºC y cuando lo tengamos caliente, introducimos en una bandeja de horno los bollitos durante 12-15 minutos, hasta que su superficie quede levemente dorada.

Los sacamos, dejamos enfríar y cuando ya estén fríos espolvoreamos con el azúcar glass ó el azúcar glass para diabéticos .

Ya sólo nos queda rellenarlos. La tradición manda abrirlos por la mitad, poner una capa de mermelada (a gusto del consumidor, yo he puesto mermelada de rosas que me regalaron)  y nata montada, pero eso a tu gusto, yo te dejo la receta base !!!

Espero que te gusten, salu2