22 marzo 2013

CUPCAKES DE CHOCOLATE RELLENOS DE CEREZAS CONFITADAS Y FROSTING DE LICOR DE CEREZAS





INGREDIENTES para 12 cupcakes:


115 gr de harina sin gluten (ó 75 gr de harina de arroz + 40 gr de maizena)
170 gr de azúcar ó 8.5 gr de sucralosa
55 gr de cacao puro en polvo sin azúcar
1 cucharadita de café, de café instantáneo
1/2 cucharadita de café, de sal
1/4 cucharadita de café, de bicarbonato sódico
115 ml de agua caliente
128 gr de mantequilla derretida y dejada templar
3 huevos
1 cucharadita de café de extracto ó esencia de vainilla
100 gr de chocolate negro de postres sin azúcar Torras
1 bote de cerezas confitadas

Para el frosting:
115 gr de margarina vegetal a temperatura ambiente ó 115 gr de mantequilla a punto pomada
450 gr de azúcar glass ó  450 gr de azúcar glass para diabéticos (tamizar dos veces, ya sea azúcar glass normal o el de diabéticos)
1 cucharadita de café de extracto de vainilla ó esencia de vainilla
1 gotas de colorante rojo Vahiné (añade gotas hasta obtener el color que quieras, lo elegí un rosa chicle)
4 cucharadas soperas de kirsch (licor de cerezas)



PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Preparamos los cupcakes:

Mezclamos la harina junto con el cacao puro, el bicarbonato sódico, el café solubre, la sal y el agua caliente. Removemos bien.

Mezclamos la mantequilla junto con la sucralosa ó azúcar, le añadimos los huevos y el extracto de vainilla. Seguimos removiendo.

Mezclamos las dos masas y añadimos el chocolate desecho en el microondas a tandas de 20 segundos para evitar que se queme.

Remueve hasta integrar completamente todos los ingredientes.

Repartimos la masa en las cápsulas y horneamos durante 20 minutos. Dejamos enfríar en una rejilla.

Cuando tengamos los cupcakes fríos, con un vaciador, le quitamos un poco de masa del centro del cupcake y rellenamos con una cereza confitada.





Ahora preparamos el frosting:

Batimos muy bien la margarina vegetal (hasta que quede esponjosa).

Añadimos el azúcar glass (que tendremos tamizado dos veces) y a continuación el extracto de vainilla y el licor de cerezas (kirsch). Por último le anadimos las gotas de colorante, gota a gota, batiendo y volviendo a añadir si es necesario, hasta conseguir el color que queremos.

Ponemos la preparación en la manga pastelera y decoramos nuestros cupcakes rellenando bien el hueco con el relleno de la cereza confitada.

Guardalos en el frigorífico hasta el momento de consumir.

Rápido y fácil, apto para celíacos, diabéticos y personas que quieren cuidarse.

Espero que te guste, salu2