16 octubre 2013

CUPCAKES DE PIÑA NATURAL CON FLORES DE PIÑA





INGREDIENTES para 12 cupcakes:

200 gr de mantequilla pomada
3 huevos grandes
1 cucharada sopera de aceite de oliva
3 gr de sucralosa o cualquier edulcorante que quieras usar ó 200 gr de azúcar
200 gr de harina
1/4 cucharadita de café de sal
1/4 cucharadita de café de levadura
1/4 cucharadita de café de bicarbonato de sodio
2 cucharaditas de extracto de vainilla



para el relleno de los cupcakes:
200 gr de azúcar moreno
1/2 de piña fresca pequeña bien madura pelada y cortada en trocitos
200 gr de mantequilla derretida

Para el frosting de queso:
200 gr de mantequilla pomada
120 gr de queso Philadelphia ablandado
120 gr de azúcar glass
2 cucharadas de piña natural triturada en puré
1 cucharadita de vainilla 
1-2 cucharadas de jugo de piña 


Para las flores de piña:

12 rodajas de piña cortadas muy finas (Se puede hacer con la mandolina para que te salgan todos del mismo grosor)



PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Pelamos la piña natural y la limpiamos bien y cortamos unas rodajas muy finas, casi transparentes para hacer las flores de piña. Tantas rodajas como cupcakes quieras hacer.

Si usamos una piña natural como hice yo,  hay que cortar 12 láminas de piña muy finas y usaremos el molde de cupcakes para hornearlas a 180ºC durante 30-40 minutos. O hasta que las veas bien doraditas. No desmoldes las flores hasta que estén bien frías porque sino no cogerán la forma.
Un buen truco es hacerlo el día anterior si puedes, de ésta forma te aseguras que te queden perfectas.

Deja el horno encendido, de ésta forma lo tendremos a punto para los cupcakes.

Corta la mitad de lo que te queda de la piña en trocitos muy pequeños. El resto lo trituras con la batidora.

Tamizamos la harina con el bicarbonato y la levadura en polvo.

En un bol, bate el azúcar con la mantequilla derretida hasta obtener una masa muy fina.

Ve añadiendo los huevos uno a uno y después el aceite de oliva y sigue batiendo sin parar con la varilla manual.

Seguidamente le añades la harina tamizada poco a poco y cuando ya esté toda bien integrada deja reposar unos minutos la pasta.

Mientras reposa vamos a preparar nuestra bandeja de cupcakes.

Coloca las capsulas de papel en la bandeja.

En cada una ponemos una cucharada de mantequilla derretida, un cucharada de piña en trocitos y encima una cucharada rasa de azúcar moreno.

Vertemos nuestra masa de cupcakes en las capsulas que ya contienen la piña, rellenandolas unos 3/4, no las rellenes demasiado sino luego no sube bien la masa.

Ahora ya puedes hornear los cupcakes durante 20-23 minutos, o hasta que pinchando con una puntilla en el centro ésta salga completamente limpia.

Mientras se enfrían los cupcakes prepara el frosting:
En un bol, bates la mantequilla pomada, el queso Philadelphia, el azúcar glass, las cucharadas de piña triturada y la cucharadita de vainilla.

Batimos bien la cobertura hasta obtener una crema fina y con ella rellenamos una manga pastelera para decorar los cupcakes.

Decora los cupcakes con el frosting y termina con la flor de piña encima.

Y ya están listos !!

Parece un trabajo de chinos, pero si te organizas bien, se hace en un momento todo.