21 julio 2012

ROLLITOS JAPONESES DE PAN DE MOLDE





INGREDIENTES:

2 rebanadas de pan de molde sin corteza para cada color


El resto de ingredientes los elegimos a nuestro gusto y cumpliendo dos reglas: al menos uno debe ser algún tipo de untable denso y en el caso de fiambres deben ser fáciles de cortar.
Estas son algunas ideas:

- Jamón york con margarina
- Jamón york con queso President untable
- Sobrasada
- Salami con queso Philadelphia
- Paté con mermelada de frutos rojos (fresa, arándanos…)
- Paté de atún con tomate frito
- Queso Philadelphia mezclado con concentrado de tomate
- Queso Philadelphia de salmón
- Foie gras
…y lo que se te ocurra



PREPARACIÓN:


Lo primero que tenemos que hacer es elegir los ingredientes. Esta vez no los elegiremos por calidad o sabor, sino que lo haremos por color. Lo que necesitamos es rollitos de diferentes colores para que el conjunto sea más vistoso. También intentaremos aprovechar al máximo lo que tengamos en la despensa, ya que las cantidades a utilizar de cada ingrediente son mínimas.

Una vez listos los ingredientes cogemos dos rebanadas de pan de molde y las aplastamos con un rodillo a lo largo (pero no a lo ancho). Superponemos los bordes más cortos de ambas rebanadas y aplastamos con el rodillo para que se unan.

Para rollitos de un sólo sabor (por ejemplo, foie gras) untamos sobre el pan de molde aplastado una capa muy fina y enrollamos desde abajo haciendo un rollito. Luego lo enrollamos en papel albal haciendo otro rollito y lo metemos en la nevera una hora.

Para rollitos de dos sabores cuando ambos ingredientes son untables (por ejemplo, paté con mermelada) ponemos el que va a ir en el centro en la parte más cercana a nosotros, y untamos una línea muy fina de un par de centímetros. Luego dejamos un espacio de aproximadamente medio centímetro y extendemos el ingrediente principal. El resto es igual: rollito, papel albal y a la nevera.

Por último, para rollitos con fiambre, untamos todo con otro ingrediente como margarina o queso Philadelphia (siempre capas muy finas) y ponemos el embutido en la parte más cercana a nosotros cubriendo aproximadamente un tercio del total. Empezamos a enrollar por el extremo del fiambre. El resto del proceso igual que los anteriores.

Hacemos tantos rollitos como queramos, sabiendo que de cada 2 rebanadas de pan de molde salen unos 7 bocaditos.


Dejamos en la nevera hasta unos 5 minutos antes de consumir.

Entonces sacamos los rollitos, y los cortamos usando un cuchillo muy afilado. Esto es muy importante porque hay que cortarlos deslizando el cuchillo en vez de presionando, ya que entonces se deformarían los rollitos.

Los distribuimos a nuestro gusto en un plato o en una bandeja y listo.


Cómo comprobareis en la imagen, estos rollitos imitan a los rollitos de sushi japonés, pero con ingredientes que pueden gustar a todo el mundo.

Si prefieres algo mas sofisticado, puedes usar láminas de salmón ahumado, paté de anchoas, paté de aceitunas, por ejemplo .


salu2