18 diciembre 2012

MAGDALENAS DE NATA







Ésta es una receta para los que quieren cuidarse un poco o no pueden comer mucha grasa, ya que casi no llevan grasas y quedan muy ligeras.
Recetas de magdalenas, hay muchas, ésta es otra a tener en cuenta.


INGREDIENTES:

4 huevos
350 gr de harina de repostería
250 gr de azúcar (su equivalente en edulcorante para diabeticos, yo he usado 12 gr de sucralosa)
250 ml de aceite de girasol
100 ml de nata líquida para montar de 35% de MG
1 sobre de levadura química Royal ó bicarbonato sódico
la ralladura de 1 limón


PREPARACIÓN:

En un bol grande pondremos los 4 huevos enteros y el azúcar o edulcorante y batiremos con la batidora hasta que el azúcar/edulcorante esté bien desecho. Nos llevará un par de minutos.

Ahora agregamos la ralladura de limón, cuidando de que no tenga partes blancas, sino amargaría la preparación. Volvemos a batir, otro par de minutos.

Ahora incorporamos el aceite de girasol, la nata líquida y batiremos 5 minutos, el secreto de su esponjosidad está en batir bien la mezcla, así que si podemos tomarnos el tiempo de batir 6-7 minutos, el resultado nos lo agradecerá después.


Ahora agregaremos la harina en la mezcla anterior, y la levadura química/bicarbonato, y con la ayuda de una espátula removeremos bien para integrar todos los ingredientes.


Debemos revolver con cuidado hasta obtener una masa muy fina.

Cuando la tengamos, la dejaremos reposar 15 minutos. Éste paso es importante, la levadura y la harina deben empezar a actuar.

Ahora, en un molde de flanes, o de magdalenas si lo tenemos,  pondremos las capsulas de papel de las magdalenas, las rellenaremos con la ayuda de una cuchara de la mezcla pero sólo 3/4 de su capacidad y para finalizar las espolvorearemos con azúcar (en mi caso he usado fructosa).

Ahora, las dejaremos reposar en la nevera 15 minutos, para que la masa esté bien fría cuando la introduzcamos en el horno.


Precalentamos el horno a 230º C con calor arriba y abajo.


Sacamos las magdalenas de la nevera y las ponemos en el horno en la parte de abajo, en la segunda ranura de la bandeja, empezando por abajo.

Bajamos la temperatura del horno a 210º C y el calor SÓLO ABAJO.

Dejaremos cocinar unos 15-18 minutos aproximadamente o hasta que estén doraditas. Pero no mucho más tiempo, sino pueden quedar secas.

Las sacaremos y dejaremos enfríar a temperatura ambiente.

Deliciosas, para desayunar, merendar o cuando os apetezcan.

Espero que os gusten, salu2