11 febrero 2013

NUGGETS DE POLLO








El nugget de pollo fue inventado en la década de 1950 por Robert C. Baker, un profesor de tecnología de los alimentos en la Universidad Cornell en Estados Unidos, que lo publicó como trabajo académico sin patente. Las innovaciones de Baker permitieron elaborar nuggets de pollo de cualquier forma. La receta de McDonald's para los Chicken McNuggets fue creada por encargo por Tyson Foods en 1979 y el producto empezó a comercializarse al año siguiente.

Un nugget de pollo es un alimento compuesto total o parcialmente de una pasta de pollo finamente picada, que se recubre de rebozado o pan rallado antes de cocinarlo. Los restaurantes de comida rápida suelen servir los nuggets fritos en aceite, si bien también pueden hornearse.


En ésta receta, en lugar de usar carne picada de pollo, prefiero usar la carne de la pechuga de pollo cortada en trozos.



INGREDIENTES para 4 personas:

1 pechuga entera de pollo sin hueso
sal y pimienta
1 huevo batido
2 cucharadas soperas de pan rallado
1 cucharada sopera de harina
aceite de oliva para freir




PREPARACIÓN:

Empezaremos cortando en trozos la pechuga de pollo, del tamaño de una nuez.

Para no ensuciar mucho, suelo usar tres bolsas de plástico: una para el pan rallado, otra para la harina y otra con el huevo batido, pero eso puedes hacerlo según tengas costumbre.

Empiezo salpimentando la pechuga de pollo.

Después coloco todos los trozos en la bolsa con la harina, sacudo un poco para que todos los trozos se impregnen de la harina necesaria.

Ahora introduzco los trozos enharinados en la bolsa con el huevo batido y volvemos a sacudir para que se impregnen del huevo batido.

Seguidamente introduzco todos los trozos en la bolsa con el pan rallado y volvemos a sacudir para que se rebocen bien.

Ya sólo tenemos que sacar el pollo rebozado e introducirlos en una sartén con aceite de oliva caliente.

Lo dejamos dorar y le vamos dando vueltas para que se doren por todas partes.

Escurrimos del aceite sobrante y ya están listos !!!

Con éste método, tenemos unos nuggets listos en 10 minutos, que podemos usar en un aperitivo, como entrante con alguna salsa o simplemente acompañados de una ensalada como plato principal.


Si prefieres hacerlos al horno, simplemente precalienta el horno a 250ºC,  pon los nuggets en una bandeja para horno y hornéalos durante 10 minutos o hasta que estén dorados.

Rápido y fácil, no crees ?

Espero que te guste, salu2