07 enero 2014

CRUJIENTES DE MORCILLA NEGRA





INGREDIENTES para 8-10 personas:


800 gr de morcilla negra
5 hojas de pasta brick
1 cebolla pequeña picada en brunoise
20 gr de mantequilla para el relleno
25 gr de mantequilla para pintar las hojas de pasta brick
30 gr de nueces peladas
pimenton picante
1 cucharada sopera de vino de Oporto
1 pizca de sal




PREPARACIÓN:

Empezaremos picando en trocitos pequeños las nueces. Reservamos.

Picaremos en brunoise la cebolla. Reservamos.

Quitamos la piel de la morcilla y reservamos la carne.

En un cazo ponemos la mantequilla y la fundimos a fuego lento, añadimos la cebolla picada y la pizca de sal y la dejamos pochar hasta que estén transparentes. Removiendo sin parar, sólo tardará unos minutos.

Agregamos el oporto y desglasamos junto con la cebolla. Removemos bien y le añadimos las nueces picadas, le damos unas vueltas y finalmente le añadimos la carne de la morcilla y removemos todo para que se integren bien todos los ingredientes.

Sacamos del fuego y dejamos reposar 20 minutos o hasta que se enfríe un poco.

Fundimos la mantequilla restante en el microondas y la dejamos enfriar 3 minutos.

Extendemos las hojas de pasta brick, las pincelamos con la mantequilla fundida y cortamos rectángulos de unos 5 cm de ancho, de cada hoja me han salido 4 rectángulos.

Esparcimos el relleno de morcilla encima de cada rectángulo de pasta brick.

Ahora espolvoreamos con un poco de pimenton picante encima del relleno y cerramos apretando bien formando un rulo pequeño de cada rectángulo.

Los dejamos reposar en el frigo una media hora y luego los freimos en una sartén con unas gotas de aceite de oliva y los doramos por todas partes, se hacen en un par de minutos, así que cuidado con que no se quemen, y ya están listos para su consumo.

Ideales para un aperitivo .

Rápido y fácil, salu2